La base ideológica del programa de Ley y Justicia es el respeto por la dignidad inherente e inalienable de todo ser humano y su protección es el principal deber y la justificación de la existencia de nuestro proyecto político.  Esta dignidad constituye el fundamento de los derechos más elementales de la persona humana. Tres de ellos son de particular importancia: el derecho a la vida, el derecho a la libertad y el derecho a la igualdad enraizado en la solidaridad humana.

Rechazamos firmemente el concepto de la oposición entre la seguridad y la libertad difundido tanto en la historia de las ideas, como en la política. Consideramos que adoptando una concepción personalista del hombre y una visión solidaria del orden social basada en la justicia es posible superar esta supuesta contradicción haciendo uso de mecanismos y procedimientos democráticos. Sólo la democracia le garantiza al individuo subjetividad, es decir, la calidad de ciudadano, y sólo en la democracia es posible establecer el equilibrio de fuerzas sociales que posibilita una política justa y también es una condición del imperio de la ley. 

El rápido desarrollo y el aumento de la autoestima en los polacos que la habían perdido, requieren no sólo un Estado soberano y democrático, sino también un Estado eficiente.

El Estado debe disponer de una capacidad real de combatir las patologías y no puede consentir que sus órganos sean utilizados por centros de influencia externos que actúan en su propio beneficio.

Queremos que toda Europa sea esfera de libertad, igualdad, solidaridad y justicia, y consideramos que un modelo de vida social fundado en los valores de nuestra tradición, al implementarse tendría un impacto significativo como un ejemplo positivo. Sin embargo, rechazamos todas las medidas destinadas a la unificación cultural.

Rechazamos la corrección política, es decir, las restricciones que van perjudicando cada vez más a numerosos europeos, impuestas hoy en día no sólo mediante la agresión cultural, sino también mediante medidas administrativas y represión penal. 

Para nosotros un Estado-Nación soberano propio es un valor esencial, porque sin él no pueden realizarse otros valores que consideramos fundamentales. 

Un Estado soberano, democrático y respetuoso de la ley, pero al mismo tiempo eficiente, donde las familias polacas puedan subsistir y desarrollarse. Estas condiciones pueden cumplirse si nos desarrollamos como nación, comunidad de polacos libres, comunidad de familias polacas, organismo económico, entidad política y modelo cultural.

Un desarrollo rápido y una importante modernización de nuestra economía son las mejores garantías para mejorar el nivel de vida de las familias polacas. Necesitamos fortalecer nuestro Estado y la democracia en Polonia, sin ellos no podremos alcanzar los objetivos fundamentales.


(Programa de Derecho y Justicia, 2014)

  • Jarosław


    Kaczyński

    Prezes PiS
  • Beata


    Szydło

    Wiceprezes PiS
  • Mateusz


    Morawiecki

    Premier RP, Wiceprezes PiS
  • Joachim


    Brudziński

    Wiceprezes PiS
  • Antoni


    Macierewicz

    Wiceprezes PiS
  • Mariusz


    Błaszczak

    Wiceprezes PiS
  • Mariusz


    Kamiński

    Wiceprezes PiS
  • Ryszard


    Terlecki

    Przewodniczący Klubu Parlamentarnego PiS
  • Radosław


    Fogiel

    Rzecznik prasowy PiS i KP PiS
  • Elżbieta


    Witek

    Marszałek Sejmu RP
  • Krzysztof


    Sobolewski

    Sekretarz Generalny